Cómo ECUALIZAR una VOZ
630

Para contarte cómo ecualizar una voz he recopilado mis 10 mayores errores. Creo que esta fórmula es ideal para seguir formándonos en este maravilloso mundo de las frecuencias. Como suelo decir, » no podemos corregir errores que no sabemos que estamos cometiendo».

1- Exceso de EQ:

A veces menos es más, y en el mundo de la producción, grabación y mezcla esto se cumple siempre. Aplicar demasiada ecualización me daba resultados muy artificiales, huecos y sin naturalidad.

No seas agresivo con el ecualizador! Si es para un efecto concreto en algún instante está bien, pero si te ves haciendo grandes movimientos o no sabes lo que estás haciendo; o esa grabación de voz era horrorosa y no lo quisiste aceptar.

2- EQ tardía:

Un error muy grande a la hora de ecualizar la voz principal era simplemente realizar esta tarea demasiado tarde en el proceso de mezcla.

Con el tiempo he aprendido que lo que mejores resultados me da es realizar esta tarea lo primero de todo en la mezcla. Subo la voz y la ecualizo hasta que suene como los ángeles! Es el elemento más importante, si algún instrumento entra en conflicto con ella, ecualizaré al resto, no a la voz.

No es el trabajo de la voz evitar el enmascaramiento con otros instrumentos, es el trabajo de los demás instrumentos hacer que la voz no se enmascare con ellos.

3- Usar mi criterio:

Un error de principiante es seguir nuestro criterio. Sí, sí; duele oirlo, pero asúmelo. Tu criterio está en formación, en construcción… mejor usamos el criterio de los profesionales, y ya en el futuro cuando tengamos el nuestro propio forjado lo usaremos.

Es decir, hazte con algunos buenos tracks de referencia para que te orienten y te digan qué es lo que suena mal y qué es lo que suena bien.

Recuerda que si quieres aprender Como Ecualizar una Voz, tienes masterclasses en relación a todo esto, puedes hacer clic aquí.

4- Mal orden de procesos:

No es que yo no supiese si tenía que ecualizar antes o después del compresor, es que no sabía de qué forma afectaba al resultado final el orden de los procesos. No es mejor ni antes ni después, el resultado es diferente!

Si ignoras esto es normal que tu trabajo de ecualización no resulte ser el deseado.

5- miedo a desactivar el “solo”

Sí sí… hay que ecualizar y hay que mezclar en contexto.. pero todos le damos al solo para escuchar con mayor precisión. Está bien, pero que esto sea poco rato! está claro que yo pasaba demasiado tiempo con el botón del solo sacado.

Cuál es el problema de esto? que me fiaba más de mis movimientos cuando trabajaba en solo que cuando estaba en contexto. No tiene ningún sentido ahora que lo sé, pero es que parece muy contra-intuitivo ecualizar algo con mil cosas sonando, verdad? Pero al final del día… da igual cómo suene en “solo” porque nadie lo va a escuchar en solo.

6- No saber “qué es bueno y qué es malo”

Está claro que con un eq realzamos la parte agradable y reducimos lo mas feo… Pero en aquellos momentos yo no tenía ni idea de qué era lo bueno, lo que hacía era hacer boost a la característica obvia de cada instrumento.

Los platos son brillantes… pues le daba brillo y agudos

El bajo es grave… pues le daba graves…

Y así con todo. Podemos volver al punto 3 desde aquí… usar mi criterio no era buena idea.

7- Ignorar mi cadena de escucha

Claro que sabía que era necesario unos buenos monitores y una buena sala, cuanto más caro mejor. Pero desconocía por completo el impacto que puede llegar a tener una sala sin acondicionamiento o con acondicionamiento a lo home deco.

Acondicionamiento a lo home deco me lo acabo de inventar, pero a partir de ahora le vamos a llamar a cuando compramos unas espumas o paneles y los ponemos a ojo, por decoracion. Este por aquí queda guay, este otro por aquí. Buf ahora se ve muy elegante, foto que va!

8 – Mal uso de los filtros

Utilizaba el HPF y el LPF de una manera completamente dantesca. EL hpf muy alto, para eliminar esa suciedad de abajo que no queremos, y el LPF pues a ojo también.

Esto me daba como resultado instrumentos finos, sonidos huecos, mezclas esqueléticas con cero energía.

9- Dar AIRE

Buf… que maravilla, todo necesitaba aire y brillo. Has probado el MAAG? has probado los 10k del SSL? Mira mira cómo le doy aire a todo.

No valoraba la importancia de los sonidos sin ese maldito aire, sin brillo, oscuros, cerrados. Tan importante es que algo suene brillante como que algo suene oscuro. Igual de importante!

Acaso existiría la luz sin la oscuridad, o la oscuridad sin la luminosidad? Para que uno exista necesita del otro

 

10- Necesidad de un plugin concreto

Recuerdo que no paré hasta conseguir el ecualizador que se usaba para ecualizar la voz de uno de mis artistas favoritos. Y ahora lo leo mucho en los comentarios. Qué ecualizador es ese que usas? da exactamente igual. Podéis usar el que viene con Cubase, pro tools, reaper… Solo se trata de subir el volumen de algunas frecuencias y bajar el de otras. Su impacto en el sonido es ínfimo, sobre todo cuando estamos aprendiendo.

Espero que estos errores te ayuden en tu aprendizaje a la hora de Cómo Ecualizar una voz. Que mis errores sean tus nuevos consejos 🙂

 

Si este contenido te resulta de interés, si te gusta y te ayuda; considera dejar tu like y tu suscripción en el canal de YouTube de Estudio Durango. Es de gran importancia para que este proyecto de ayudar a los demás en mi tiempo libre pueda mantenerse vivo durante más tiempo.

Recuerda que también existen masterclasses, cursos y tutoriales de mayor profundidad y más avanzados en el apartado Cursos y Tutoriales de esta web. Ideal para aquellos que todavía queréis más información y ahondar más en la materia.

Y si lo que quieres es que trabaje en tu próximo proyecto, puedes escribirme directamente en el apartado contacto de esta web y venir a grabar conmigo a Estudio Durango. Si vives lejos y no es posible para ti, siempre puedes hacer uso del Servicio de Mezcla y Mastering online.

Muchas gracias por tu tiempo, y nos vemos pronto;

Un saludo!

Ibon Alonso

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *