Latencia en la grabación de audio

Todos nos hemos enfrentado a la latencia en la grabación de audio, sobretodo en los inicios de este maravilloso mundo del sonido lleno de pequeños problemas que van apareciendo.

Hoy quiero explicarte qué es la latencia, cuándo aparece y cómo reducirla.

Imagínate que vas a grabar una guitarra ( puede ser cualquier instrumento, incluida la voz), la señal saldrá desde la guitarra, entrará a la tarjeta de sonido, ésta mediante software envía la información a tu DAW ( Cubase, ProTools, Reaper…)para ser capturada, el DAW vuelve a enviar la señal de vuelta a la tarjeta de sonido y la tarjeta de sonido traslada la información a los monitores o auriculares donde escucharemos lo que estamos tocando. Este largo viaje hace que entre la ejecución del músico y la escucha se genere un retardo, delay o también conocido como latencia en la grabación de audio.

home studio setup

Soluciones:

-Utiliza los drivers de tu tarjeta de audio.

– Reduce el tamaño del buffer. Al instalar los drivers tendremos un pequeño software donde podremos elegir varias opciones de funcionamiento.

-Si todavía no has comprado una tarjeta de sonido, compra una con la opción de monitorización directa. Esto reduce la latencia al máximo, ya que una copia de la señal que viaja hacia el ordenador es enviada a tus auriculares antes de todo ese proceso.

 

Una vez estén todos los instrumentos grabados amplía de nuevo el tamaño del buffer. Así ganarás estabilidad, el ordenador se liberará y podrás cargar más plugins evitando también clicks y pops que pueda aparecer por sobrecarga de memoria.

He grabado un vídeo explicando más a fondo este tema, pero si todavía te quedase alguna duda no dudes en escribirme en el apartado contacto de esta web.

Si esta información te resulta de utilidad, una suscripción a mi canal de YouTube sería bienvenida para que el tiempo invertido en estos tutoriales se vean compensados y pueda seguir dedicando varias horas a la semana para este tipo de trabajos.

Te dejo con el vídeo y nos vemos pronto,

Un saludo,

Ibon Alonso