Cómo GRABAR UNA CANCIÓN para SONIDO PROFESIONAL
7971

Cómo grabar una canción para sonido profesional ya sea en tu local de ensayo, home studio o estudio de grabación profesional no es tan complicado, pero requiere de algunos conceptos a tener en cuenta.

Muchas personas intentan mejorar su grabaciones poniendo atención en cosas que no la requieren y obviando aquellas otras con verdadera importancia.

Cuando vemos un estudio profesional en fotos o en vídeos nos quedamos impresionados por el equipamiento, las instalaciones y todas aquellas cosas secundarias. Lo más importante si queremos aprender cómo grabar una canción para sonido profesional son aquellas «cosas» que no se ven a simple vista.

Por lo tanto, vamos con una lista de imprescindibles que no se pueden comprar… ni tan si quiera ver.

1.EJECUCIÓN: Cuando recibo pistas para mezclar o revisiones de mezcla y de entrada percibo que no suena bien, suele ser por malas ejecuciones. Músicos que no tienen la capacidad de tocar alguna sección con consistencia, precisión y control.

Los guitarristas intentar hacer solos complejos, los bateristas fills complicados y los cantantes navegar por zonas lejos de su nivel. Si eres un músico de 10 graba a niveles de 7, si eres un músico de 4 toca a niveles de 1. Es decir, simplifica.

2.PREPARACIÓN: He trabajado en muchas grabaciones donde el músico está luchando y sudando para poder grabar su parte correctamente. ¿ Cómo puede ser esto posible? es una parte compuesta por el músico y que se supone que lleva tocando y practicando durante meses o por lo menos semanas.

Con 5 tomas de cada parte tendría que ser más que suficiente, si son necesarias 10, 15 , 20… no acabará sonando bien porque quiere decir que esa persona ha compuesto y ensayado una parte que nunca le salió.

3.DISEÑO SONORO: Cada canción tiene un contexto y por cada contexto debemos de diseñar el tono de cada elemento de manera precisa. Cuando hablamos de sonido profesional no hablamos de grabar buenos sonidos, sino de grabar los sonidos correctos.

Si grabas un bombo muy grande, con un bajo muy grave, con guitarras afinadas en RE y con una caja en low tuning; todo acabará sonando muy lejos de lo que llamamos profesional. Independientemente de que por separado todo suene » bien».

4.EQUIPAMIENTO: Tener los mejores instrumentos marca la diferencia, pero sobre todo es tener tu material en buen estado. Cables sin ruidos, guitarras ajustadas, parches nuevos, cuerdas nuevas, etc…

Ten el material limpio, ordenado y funcionando a la perfección.

5.PIENSA EN LA CANCIÓN: Es bastante normal que cuando grabo a una banda cada músico solo este preocupado y concentrado en su parte.

Recuerda que no grabamos guitarra, bajo, voz , etc… grabamos canciones. Debemos de pensar que nuestro instrumento es solo una herramienta para tirar de la obra en la dirección que necesita la  canción. Sin tener en cuenta la voz, en la mayoría de los casos el resto de instrumentos son secundarios y cuanto antes interiorice esto el músico mejor.

6.HUMILDAD: Es mucho más fácil trabajar con músicos humildes que con músicos habilidosos. Se adaptan mucho mejor a la canción y nunca piensan en lucirse ellos mismos.

Estos músicos no son tan técnicos, pero suelen ser más abiertos de mente y esto les hace ser más creativos y originales. Todos hemos visto a un guitarrista hacer un solo de 500 notas a toda pastilla que nos ha dejado completamente indiferentes, y en cambio, otro con 4 notas sencillas y algunos efectos generar unas texturas muy interesantes.

7.DESTINO: Uno de los grandes problemas en el problema de cómo grabar una canción para sonido profesional es que el artista no sabe hacia donde se dirige.

Muchas bandas con las que he trabajado no han llegado a un entendimiento entre ellos y pretenden que eso se decida en el estudio. Al final resulta que al baterista el gusta el metal y compone en ese género, al guitarra el rock y al cantante el pop; por lo tanto no llegan a definirse como banda, simplemente aceptan que cada uno haga lo que quiere para así poder ellos hacer lo mismo.

Esta era mi lista de cosas verdaderamente importantes. Como ves, ni plugins, ni micros, ni compresores, ecualizadores o conversores. El partido de juega aquí, y cuando ya tenemos todo esto bajo control, ahí sí, nuestro equipo como ingenieros de sonido podrá marcar la diferencia; pero sino, solo será un mero adorno.

Si este contenido te resulta de interés, si te gusta y te ayuda; considera dejar tu like y tu suscripción en el canal de YouTube de Estudio Durango. Es de gran importancia para que este proyecto de ayudar a los demás en mi tiempo libre pueda mantenerse vivo durante más tiempo.

Recuerda que también existen masterclasses, cursos y tutoriales de mayor profundidad y más avanzados en el apartado Cursos y Tutoriales de esta web. Ideal para aquellos que todavía queréis más información y ahondar más en la materia.

Y si lo que quieres es que trabaje en tu próximo proyecto, puedes escribirme directamente en el apartado contacto de esta web y venir a grabar conmigo a Estudio Durango. Si vives lejos y no es posible para ti, siempre puedes hacer uso del Servicio de Mezcla y Mastering online.

Muchas gracias por tu tiempo, y nos vemos pronto;

Un saludo!

Ibon Alonso

1 comment

  1. enero 20, 2024 at 1:41 pm
    Jesús Alriols

    Esto es lectura obligatoria. Seguro que alguno (…o muchos) los tenemos olvidados.
    Gracias.

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *